REJUVENECE TU ROSTRO

Ritidoplastía: Cirugía plástica de Cara o Lifting

La Ritidoplastia o lifting mejora los signos más visibles del proceso de envejecimiento removiendo los excesos de grasa, levantando los músculos y reacomodando la piel de la cara y el cuello.

El rostro acusa los efectos de la gravedad, exposición solar y el estrés del diario vivir mientras envejecemos. Es así que se profundizan los surcos entre la naríz y la boca. Se suelta la piel de las mejillas, abultándose en la línea de la mandíbula. Aparecen depresiones o depósitos grasos en la zona del cuello, la Ritidoplastia se encarga de mejorar estos aspectos.
Esta cirugía plástica puede hacerse junto a otros procedimientos como la cirugía de frente, párpados o de nariz.
Pueden esperar un mejor resultado los hombres y mujeres que empiezan a sentir en su cara o en su cuello una “soltura” de su piel, la que aún conserva elasticidad y cuya estructura ósea es bien definida. Son pacientes entre los cuarenta y sesenta años aunque puede hacerse con éxito después de los 70.
Hace verse más joven, refrescando la apariencia sin cambiar la fisonomía del rostro. No restaura la salud ni la vitalidad de la juventud.

  • Rostro de apariencia más joven
  • Refresca la apariencia sin cambiar la fisonomía del rostro
  • Reacomoda la piel de la cara y el cuello
before after

Ritidoplastía: Antes y Después. Desplazar cursor

PROCEDIMIENTO DE LA CIRUGÍA PLÁSTICA

Cada cirujano plástico usa técnicas que en su experiencia considera las adecuadas al caso. La planificación, ubicación de incisiones y secuencia quirúrgica dependerá de la estructura facial y de la técnica elegida.
Las incisiones generalmente empiezan en el cuero cabelludo, sobre las patillas, continuando en el borde delante de la oreja y luego por detrás de ésta subiendo por el surco hasta el cuero cabelludo.
Para remodelar el cuello puede ser necesaria una pequeña incisión bajo el mentón. Puede ser necesario lipoaspirar la grasa alrededor del cuello y del mentón para mejorar el contorno. Se levanta la musculatura fijándola en una buena posición. Se lleva la piel hacia arriba y atrás y se retira el exceso. Las heridas se cierran con puntos y/o clips metálicos en el cuero cabelludo. Temporalmente puede ser necesario el uso de tubos delgados de drenaje detrás de la oreja. Puede usarse una curación y vendaje durante uno o dos días para minimizar el edema (hinchazón) y equimosis (cambios de color en la piel). Si se usa este vendaje, se cubren las orejas, frente y parte del cuello. Ojos, nariz, labios y mejillas no quedarán cubiertos.
La operación puede efectuarse como procedimiento ambulatorio o con uno o dos días de hospitalización según sea necesario de acuerdo a la anestesia usada y condiciones de salud del paciente.


ANESTESIA EN LA CIRUGÍA

Se puede usar anestesia local combinada con sedantes que mantendrá adormilada a la persona. Estará consciente pero relajada y la cara estará insensible al dolor. Algunos médicos prefieren la anestesia general, en cuyo caso la paciente estará dormida durante toda la operación.

COMPLICACIONES

Cuando la cirugía la realiza un cirujano plástico calificado, las complicaciones son infrecuentes y, por lo general, menores. Entre las que se pueden mencionar están los hematomas (colección de sangre debajo de la piel que debe ser drenada), traumatismos de nervios que controlan la musculatura facial (usualmente temporal).
Se pueden reducir los riesgos y complicaciones ciñéndose a los consejos del cirujano antes y después de la cirugía.


POSTOPERATORIO DE LA CIRUGÍA

No hay una incomodidad significativa después de esta cirugía si se maneja con la medicación adecuada. La aparición de un dolor persistente o un aumento de volumen repentino deben ser avisados al cirujano plástico, ya que no es normal.
Hay disminución de sensibilidad en la piel de la cara que se recupera en pocas semanas. En ocasiones se prolonga por algunos meses. Al acostarse, la persona debe mantener la cabeza más alta durante algunos días. Si se dejaron drenajes éstos serán retirados luego de uno o dos días igual que los vendajes.
Los primeros días el rostro estará hinchado y habrá un semblante anormal que se recuperará gradualmente en dos o tres semanas. La mayoría de los puntos se retiran la primera semana. Los corchetes metálicos del cuero cabelludo se dejan algunos días más. La persona puede levantarse al día siguiente de la cirugía, pero debe hacer reposo con actividad liviana durante la primera semana. Debe tener especial cuidado con el trato que da a la cara y el cabello por estar, al principio, la sensibilidad alterada. Durante las dos primeras semanas debe evitar esfuerzos físicos, el alcohol, fumar, baños de vapor, sauna, etc. Durante varios meses deberá evitar la exposición solar directa. La mayoría de los pacientes vuelve a sus actividades normales entre los quince a veinte días después de la cirugía.


CICATRICES

Las cicatrices de la cirugía quedarán escondidas en el cuero cabelludo y en los surcos naturales de la cara y orejas. En todos los casos las cicatrices se van haciendo menos visibles con el paso del tiempo.

Clínica Lo Arcaya

Lo Arcaya 2830, Vitacura.

Clínica Santa María

Link reserva de hora

Agenda una cita

reservas@rodrigocabello.cl